Windows - El Escritorio

Windows - El Escritorio



Si el sistema operativo se ha inicializado correctamente, lo primero que aparece en pantalla es el escritorio. Éste es un fondo sobre el que aparecen iconos, ventanas, programas, documentos, barra de tareas, etcétera.

Los componentes esenciales de un escritorio son los siguientes:

- Ventanas. Es la forma que tiene Windows de mostrarnos la información en pantalla (windows = ventanas).

- Iconos. Es un símbolo que Windows utiliza para representar un objeto. Este objeto puede ser una disquetera, un disco duro, la unidad de CD-ROM, la impresora, etc. Si hacemos clic sobre un icono se abrirá una ventana en la que se nos mostrará información relativa a ese icono, o simplemente se ejecutará un programa dentro de una ventana.

- Barra de tareas (véase la siguiente figura). Normalmente ubicada en la parte inferior de la pantalla, muestra las aplicaciones que tenemos abiertas en ese momento. Para activar una aplicación, basta con pulsar sobre el icono al que hace referencia. La barra de tareas es una parte importante del escritorio, ya que muestra componentes esenciales para el manejo del mismo.


En la parte izquierda de la barra de tareas aparece el botón Inicio. Si pulsamos este botón, se tiene acceso a los programas y opciones de configuración de Windows. También podemos apagar el sistema, cerrar la sesión de trabajo, buscar archivos, etcétera.

La Barra de Inicio Rápido es la barra de Windows que posee múltiples íconos de acceso rápido a programas que el usuario puede escoger. La barra de inicio rápido suele ubicarse en la barra de tareas, generalmente al lado del botón de Inicio; puede estar ubicada de un lado o de otro otro, aunque también es posible verla como ventana independiente.

La lista de opciones que aparece pulsando el botón Inicio varía de una versión a otra, pero las opciones comunes se detallan a continuación:

- Programas. Contiene el conjunto de aplicaciones que el usuario tiene a su disposición. Si cada opción contiene otras, basta con situar el mouse encima para poder ver las siguientes. Una vez situados sobre la aplicación deseada, hacemos clic sobre ella.

- Favoritos. Esta opción, que se incorpora en versiones de Windows 95 con Internet Explorer 4.01 SP2, permite acceder a las direcciones de Internet que previamente hemos seleccionado como favoritas o las que incluye el sistema operativo.

- Documentos. Permite acceder directamente a los últimos documentos con los que hemos trabajado. En Windows 98, permite incluso acceder a la carpeta Mis documentos de forma directa.

- Configuración. Con esta opción accedemos a iconos que permiten configurar el sistema, como, por ejemplo, Panel de control, Impresoras, etcétera.

- Buscar. Permite buscar archivos y carpetas, equipos de la red, buscar en Internet, etcétera.

- Ayuda. Abre un programa de ayuda para consultar dudas acerca del manejo o configuración del sistema operativo.

- Ejecutar. Permite ejecutar programas desde cualquier unidad, incluso de red: aplicaciones DOS, programas de Windows, etc. Si hacemos clic en Ejecutar, aparece un cuadro de diálogo en el que tenemos que introducir el nombre del programa o comando que deseamos ejecutar y, si fuera necesario, indicar la unidad y ruta en la que se encuentra dicho programa. A continuación haremos clic en el botón Aceptar. Si no conocemos el nombre del programa a ejecutar, podremos buscarlo mediante la opción Examinar.

En la parte derecha de la barra de tareas se encuentra la zona de notificación, donde aparece también la hora, el volumen de los parlantes, el icono de tareas programadas (sólo en Windows 95 con Internet Explorer posterior a 4.01, Windows 98, Windows 2000 y Windows XP), y otros servicios. La parte central de la barra de tareas muestra las aplicaciones que tenemos iniciadas.

La barra de tareas se puede configurar, es decir, personalizar a gusto del usuario. Para ello, haz clic con el botón secundario del mouse sobre la propia barra de tareas y selecciona Propiedades. Esta personalización dependerá de la versión de Windows y, en particular, de la versión de la interfaz gráfica que tengamos instalada, que quedará determinada por la versión de explorer.exe, equivalente al COMMAND.COM de MS-DOS o al Shell de UNIX.

Asimismo la barra de tareas se puede ubicar en cualquier lateral de la pantalla, o incluso arriba. Basta con pulsar el botón secundario sobre la barra y, manteniendo el botón pulsado, arrastrarla hasta la posición deseada.

Una de las opciones más importantes de la barra de tareas, y concretamente del botón Inicio, es la de poder apagar la computadora de forma correcta.

Si seleccionamos la opción Apagar equipo, aparecerá un cuadro de diálogo que ofrece diferentes opciones, que variarán según la versión del sistema operativo. Las más habituales son las siguientes:

- Apagar. Esta opción permite cerrar todo lo que tenemos abierto para apagar la computadora correctamente.

- Reiniciar. Elije esta opción si deseas resetear la computadora, es decir, cerrar Windows y volver a cargarlo. Esta operación se suele realizar cuando instalamos hardware o software nuevo y queremos que el sistema operativo active las modificaciones realizadas.

- Reiniciar en modo MS-DOS (sólo en versiones Windows 95 y 98). Esta opción, que no se incluye en Windows NT y 2000, permite cerrar la sesión de trabajo de Windows y utilizar la computadora como si hubiésemos inicializado la computadora en MS-DOS. En este caso, normalmente, aparece el símbolo del sistema C:\WINDOWS> como unidad y directorio activo. Es como si trabajásemos en MS-DOS, pero teniendo en cuenta que la versión que incorpora Windows no es igual que la 6.22.
Después de trabajar en modo MS-DOS podemos apagar el sistema o volver a trabajar con Windows, para lo que deberás escribir win o exit en el símbolo del sistema y se volverá a cargar Windows.

- Suspender. La computadora se apaga automáticamente, pero la alimentación de corriente mantiene activa la información en memoria RAM y, por tanto, permite volver a activar el equipo en el punto en que nos habíamos quedado con sólo pulsar cualquier tecla. Esta opción se utiliza cuando un usuario se ausenta por un tiempo prolongado del puesto de trabajo.

- Hibernar. Parecida a la opción anterior, pero teniendo en cuenta que se hace un volcado físico de memoria al disco duro, de forma que todo lo que teníamos abierto, o en ejecución, queda copiado en el disco duro. De esta forma, cuando volvamos a arrancar la computadora, el equipo partirá del mismo punto en el que nos quedamos al realizar la acción, dado que carga la sesión almacenada en disco. Si suspendemos el equipo, y éste se queda sin corriente eléctrica, podemos perder la información de la sesión de trabajo, ya que no se hace volcado a disco. Por el contrario, cuando hibernamos el sistema, da igual que el equipo esté alimentado o no de corriente eléctrica, ya que se ha realizado una copia de la sesión de trabajo en el disco duro. Esta opción sólo aparece en Windows 2000 y Windows XP.

- Cerrar sesión de usuario. Esta opción es normal cuando se trabaja en redes. En Windows 95 OSR2 y posteriores, se selecciona desde el botón Inicio. Esta opción se describe con más detalle en las versiones de Windows 2000 y XP. Esta última opción del menú Inicio, se utiliza casi exclusivamente cuando la computadora está conectada a una red. Así, si una misma computadora es utilizada por varios usuarios (no simultáneamente), cuando uno finaliza su trabajo no es necesario apagar y encender el equipo para que el nuevo usuario empiece a trabajar, sino que es suficiente con cerrar su sesión e iniciar una nueva con su nombre de usuario particular. En Windows 9X, esta opción no tiene demasiada utilidad, al contrario que en las versiones de Windows NT y posteriores, que están destinadas para ser clientes de red.

Esta última opción del menú Inicio, se utiliza casi exclusivamente cuando la computadora está conectada a una red. Así, si una misma computadora es utilizada por varios usuarios (no simultáneamente), cuando uno finaliza su trabajo no es necesario apagar y encender el equipo para que el nuevo usuario empiece a trabajar, sino que es suficiente con cerrar su sesión e iniciar una nueva con su nombre de usuario particular. En Windows 9X, esta opción no tiene demasiada utilidad, al contrario que en las versiones de Windows NT y posteriores, que están destinadas para ser clientes de red.


Windows - Elementos de una ventana


Windows - Elementos de una ventana

Ventanas

A. Elementos de una ventana

En cualquier ventana podemos encontrar los elementos que muestra en la siguiente figura. Estos componentes son los que se explican a continuación, aunque tenemos que indicar que el aspecto variará de unas versiones a otras de Windows, especialmente en la versión de Windows XP.

- Barra de título. Ubicada en la parte superior de la ventana y de color azul oscuro, de forma predeterminada, consta de varios componentes:

- Icono del menú de control. Ubicado a la izquierda, este icono identifica a la ventana, y haciendo clic sobre él, aparece el menú de control. En este menú se muestran las opciones que se pueden realizar sobre una ventana: Cerrar, Mover, Maximizar, etc. Si hacemos doble clic sobre este icono, se cerrará la ventana.

- Título. Identifica con un nombre la ventana. En general, este nombre hace referencia al título o nombre de la aplicación que se está ejecutando en su interior y, a veces, muestra algún detalle acerca del progreso de la tarea que se está ejecutando.

- Botones Minimizar, Maximizar y Cerrar. Permiten minimizar la ventana, es decir, enviarla a la barra de tareas para dejar el escritorio más limpio; maximizar la ventana para que ocupe toda la pantalla o alcance el tamaño máximo con el que esté definida esa ventana, y cerrar definitivamente la ventana.



Cuando maximizamos una ventana, observamos que el icono que realiza tal acción cambia de aspecto; aparece un icono que se modificó. En este caso, el icono tendrá ahora la función de Restaurar, es decir, si lo pulsamos, la ventana vuelve a su tamaño inicial. La operación de maximizar y restaurar se puede realizar haciendo doble clic sobre la parte central de la barra de título. No todas las ventanas tienen estos tres iconos.

Línea de menú. Ubicada bajo la barra de título, consta de una serie de opciones que, a su vez, pueden contener otras opciones. Esta línea de menú es habitual en todas las ventanas de muchos programas de aplicación. Su función es siempre la misma, dependiendo de la ventana en la que estemos.


Se activa haciendo clic en la opción deseada. Se desplegarán sus opciones, y basta con situarse en la opción deseada para activarla o ejecutarla. A su vez, estas opciones pueden contener otras opciones, y se manejan de forma similar a las del botón Inicio.

Las opciones también se pueden activar pulsando la tecla ALT y la letra subrayada de cada opción. Por ejemplo ALT + A muestra las opciones de Archivo. Luego, basta con moverse mediante las flechas de edición para seleccionar una u otra opción, o bien pulsar la letra subrayada que equivale a la opción deseada.

Las opciones que se muestran después de activar una opción principal pueden presentarse de diferentes formas:





Windows - Otros elementos

Windows - Otros elementos


- Barra de herramientas. Se incorpora en versiones que utilicen IE 4.01 SP2 o posteriores. Permite activar rápidamente, mediante un clic de mouse, las opciones que se incluyen en la línea de menú. Las opciones de la barra de herramientas pueden tener un aspecto normal (activas) o atenuado (no activas).



- Barras de desplazamiento. Pueden ser verticales u horizontales, y aparecen cuando el contenido que muestra la ventana no cabe en ella. Para poder ver el resto del contenido de una ventana, sigue uno de los siguientes pasos: haz clic sobre las flechas una sola vez; pulsa la flecha de forma permanente; arrastra la barra central hacia un lado u otro de los límites de la barra de desplazamiento; haz clic sobre la posición central de la barra de desplazamiento que no contenga al indicador de posición, etc.



- Barra de estado. Ubicada en la parte inferior, su contenido varía según el tipo de ventana. Suele mostrar el número de iconos de la ventana, tamaño del icono seleccionado, número de iconos seleccionados, etc.






Operaciones sobre ventanas y cuadros de diálogo


Operaciones sobre ventanas y cuadros de diálogo


Operaciones sobre ventanas

Podemos mover las ventanas por la pantalla, agrandarlas o reducirlas, etc. Estas operaciones son muy sencillas de realizar, ya que para cambiar el tamaño de la ventana, basta con situar el puntero del mouse sobre el borde superior, inferior, izquierdo o derecho hasta que tenga el siguiente aspecto:




A continuación, pulsa el botón primario del mouse y arrastra el borde a la posición deseada.

Para mover una ventana, manteniendo su tamaño actual, situaremos el puntero del mouse sobre la parte central de la barra de título. Utilizaremos la técnica de arrastrar y colocar para mover la ventana de sitio. Si hay varias ventanas abiertas, sólo una de ellas estará activa, es decir, sólo podremos trabajar sobre una de ellas. Para activar una ventana, basta con hacer un clic sobre cualquier parte de la misma. También podemos hacerlo activando su icono en la barra de tareas si no aparece ninguna parte de la ventana en el escritorio.

La ventana activa es la que aparece en primer plano, y la barra de título tendrá un color diferente (normalmente, azul oscuro). El color de la barra de título de las ventanas no activas suele ser el mismo, pero más claro.

Otra operación habitual consiste en actualizar una ventana. Esta operación se realiza cuando la información que muestra la ventana se ha actualizado pero ésta no la muestra. Teniendo la ventana activa, basta con pulsar la tecla F5 para actualizar el contenido y que la ventana muestre los datos actualizados. Esta opción suele utilizarse mucho en la ventana del entorno de red, que se describe posteriormente.




Cuadros de diálogo

Son un tipo especial de ventanas, que permiten al usuario introducir datos y realizar modificaciones respecto de la información que muestran.


A los cuadros de diálogo no se les puede cambiar el tamaño, aunque sí pueden moverse (no incluyen los iconos de cambio de tamaño). Sólo disponen del icono Cerrar y Ayuda, que es un icono de interrogación que permite obtener ayuda acerca de las operaciones que estamos realizando.



Componentes del cuadros de diálogo

Sus componentes son los siguientes:


Barra de título. Contiene el nombre del cuadro de diálogo.



Botones de comando. Sirven para seleccionar la opción deseada. Estos botones suelen ser tres:

- Aceptar. Aplica los cambios realizados y cierra el cuadro de diálogo. Es igual que pulsar la tecla Enter.

- Cancelar. Cierra el cuadro de diálogo sin hacer efectivos los cambios. Es igual que pulsar la tecla ESC.

- Aplicar. Aplica los cambios realizados hasta ese momento, pero no cierra el cuadro de diálogo.



Botones de opción. Se utilizan para seleccionar una opción dentro de un conjunto, y son excluyentes. Se representan dentro de un círculo blanco que, cuando está activado, contiene un círculo sólido en su interior.


Casillas de verificación. Permiten seleccionar diferentes parámetros de una misma opción.



Listas desplegables. Muestran una serie de alternativas al pulsar el botón de flecha hacia abajo que aparece a la derecha.




Cuadros de texto. Se utilizan para escribir texto, para lo cual colocaremos el puntero del mouse sobreel cuadro y comenzaremos a escribir.



Barras de desplazamiento. Permiten recorrer una lista que tiene más opciones de las que se pueden mostrar en el espacio destinado a ellas. Una vez que el usuario encuentra la opción deseada, basta con seleccionarla mediante el mouse para activarla.



Control numérico. Permite al usuario introducir valores numéricos, pulsando cualquiera de los dos iconos que aparecen a su derecha. También se puede modificar el valor numérico introduciendo directamente el número dentro del cuadro.



Fichas. Se utilizan para definir un valor comprendido entre un máximo y un mínimo. Para modificar los valores hay que arrastrar el control deslizante de un lado u otro, o hacer clic en una parte de la guía en la que está situada.



Iconos expandibles. Presentan elementos de una forma organizada. Si contienen el símbolo + es que disponen de información adicional y se puede expandir.Si tiene el símbolo -, el icono ya no puede mostrar más información y no se puede expandir, sino solamente contraerse.















Fichas. Los cuadros de diálogo pueden tener varias opciones. Estas opciones se activan en las fichas que aparecen en la parte superior del propio cuadro y debajo de la barra de título.Una de las características de los cuadros de diálogo es que son modales, es decir, mientras están abiertos no se puede activar ninguna otra ventana que corresponda a la misma aplicación.La ficha seleccionada indica la opción en la que estamos trabajando. El resto de fichas permanecen en segundo plano.


































Iconos - Operaciones

Iconos - Operaciones

Operaciones con iconos

Los iconos sirven para identificar objetos. Al hacer clic o doble clic sobre éstos, se realizará alguna acción. Como ya hemos indicado, si el icono refiere una ventana, un programa ejecutable o un archivo vinculado a un programa ejecutable, al hacer doble clic se abrirá.

Un icono se puede seleccionar haciendo clic sobre el mismo. Una vez seleccionado, puede moverse de un lugar a otro, copiarse, eliminarse, etc. Es evidente que la operación que se realiza con el icono es como si se realizara sobre el programa, archivo, objeto o ventana a la que referencia.

Se pueden seleccionar varios iconos a la vez; para ello, mantenga pulsada la tecla CTRL mientras selecciona los iconos que desee. Si queremos seleccionar un conjunto de iconos, lo haremos manteniendo pulsada la tecla Mayús, haciendo clic sobre el primer icono y el último de una lista; se seleccionarán el primero, el último y los intermedios. Utilizando estas mismas teclas, junto con las teclas de edición, podemos movernos por la ventana para seleccionar los iconos deseados con cada pulsación de la barra espaciadora.

Un icono se puede renombrar, a excepción de los propios que genera Windows. Éstos no se pueden renombrar de forma sencilla, aunque sí es posible. Para renombrar un icono, haz clic sobre su nombre y, después, haz clic de nuevo; el nombre aparecerá seleccionado y un cuadro a su alrededor, escribe el nombre nuevo o modifica el anterior como desees. Otro método consiste en hacer clic con el botón secundario sobre el icono y, después, seleccionar Cambiar nombre en el menú de método abreviado o contextual.

Para mover un icono, hay que arrastrarlo de una ventana o carpeta a otra utilizando el botón primario del mouse. Para copiar un icono, lo arrastraremos de una ventana o carpeta a otra, pero teniendo pulsada durante la operación la tecla CTRL. Liberamos el botón del mouse, a continuación la tecla, y el icono se habrá copiado.

Cuando arrastramos un icono con el botón secundario del mouse, también podemos copiarlo o desplazarlo. Simplemente, cuando lleguemos al destino deseado, se nos preguntará por la acción a realizar. Las acciones de mover y copiar iconos son equivalentes a las de mover y copiar archivos en DOS. En DOS, un archivo no está representado por un icono, pero en Windows sí y los directorios se representan con un nombre, mientras que en Windows se representan con un icono que siempre es el mismo. Cada icono que representa un directorio en Windows se denomina carpeta.

Para borrar un icono, lo seleccionaremos y, después, pulsamos la tecla SUPR, y confirmamos su eliminación. También podemos eliminarlo haciendo clic con el botón secundario del mouse sobre el icono que se desea eliminar y, en el menú contextual, seleccionando Eliminar.

En Windows, cada vez que eliminamos un archivo, carpeta, icono, objeto, etc., no se elimina de forma permanente; lo que eliminamos se envía a la Papelera de reciclaje de forma temporal. Si deseamos recuperar un archivo eliminado, basta con ir a la papelera y restaurarlo. Cuando vaciemos la papelera, los archivos sí se eliminarán de forma permanente.


El Escritorio - Menú contextual de un icono

El Escritorio - Iconos importantes


Menú contextual de un icono

En todas las versiones de Windows, el botón secundario del mouse tiene una función principal, que consiste en mostrar el menú contextual, que ofrece varias opciones. Dependiendo del tipo de objeto seleccionado, del tipo de software instalado y de la versión de Windows, las opciones del menú contextual variarán. Una de las opciones más importantes es Propiedades, que permite ver las características de configuración de cada objeto.

Todos los iconos tienen la opción de desplegar el menú contextual. El menú contextual ofrece opciones tales como Abrir, Imprimir, Enviar a, Cortar, Copiar, Crear acceso directo, etcétera.

Escritorio

Como se ha comentado anteriormente, el escritorio de Windows contiene iconos, la barra de tareas, y otros objetos.

Los iconos que se muestran en el escritorio son los propios que Windows configura en el proceso de instalación. El usuario podrá agregar más a medida que instale aplicaciones o cree accesos directos a programas, carpetas o archivos. Cabe destacar el icono Mi PC, que sirve para configurar la mayoría de los componentes instalados en el sistema.


A. Mi PC Cuando abrimos este icono se despliega una ventana en la que se pueden configurar la mayoría de los componentes instalados en el sistema.


El contenido de este icono varía según la versión de Windows instalada. Básicamente, en todas las versiones contiene lo mismo: unidades de disco, unidades de CDROM, disqueteras, etcétera. Permite acceder a la instalación de impresoras, al Panel de control, con el que podemos realizar las operaciones de configuración del sistema; permite definir conexiones de acceso telefónico para acceder a Internet o a otros servicios de telefonía, etcétera.

En versiones posteriores a Windows 95, incorpora la opción Tareas programadas, que, como su nombre indica, sirven para que el usuario programe determinadas acciones con el fin de que se realicen de forma automática.


B. Entorno de red

A este icono, y a todo lo relacionado con él, vamos a dedicar una atención especial en las dos siguientes unidades, ya que en la actualidad es básico para la configuración e integración de equipos en redes locales y en redes como Internet.


C. Otros iconos del escritorio

El resto de iconos del escritorio suelen ser los mismos en todas las versiones de Windows.

El icono Papelera de reciclaje almacena o guarda todo lo que se ha eliminado. Los objetos contenidos en la papelera se pueden restaurar una vez eliminados; basta con abrir la papelera y seleccionar la opción Restaurar.

Así, cuando eliminamos un icono, no se borra del equipo, sino que se sólo se envía a la papelera. Dentro de la papelera es donde únicamente podremos eliminar definitivamente el archivo deseado, o todos ellos si seleccionamos la opción Vaciar la Papelera de reciclaje.

El icono Mis documentos suele asociarse al software de aplicaciones, de forma que siempre que grabemos algún documento, imagen, etc., lo hagamos en esta carpeta. Así, el usuario tiene una carpeta común para almacenar su información, ya que Windows crea ésta de forma predeterminada.


El icono de Internet Explorer permite establecer y configurar una conexión a Internet y, posteriormente, explorar el Web.



Existen otros iconos, como, por ejemplo, Servicios en línea, mediante el que podemos establecer conexiones telefónica, dependiendo de la versión de Windows, aparecerán más o menos iconos en el escritorio como Microsoft Outlook Express, Bienvenido a Windows, Sitio Web de Windows 98, etc., aunque es evidente que estará en función de la versión del sistema operativo y del software instalado.


Propiedades del escritorio

Las propiedades del escritorio permiten ver la configuración del mismo. Indican, por ejemplo, el fondo que tenemos en nuestro escritorio, el protector de pantalla, la apariencia de las carpetas, la resolución en píxeles y los colores que mostrará el monitor, etcétera.

Para ver las propiedades del escritorio, pulsa el botón secundario del mouse sobre cualquier parte en blanco del mismo, y a continuación, en el menú contextual que aparece, elige Propiedades. Otra forma de hacerlo consiste en seleccionar el icono Pantalla dentro del Panel de control.

En cualquiera de los dos casos, se abrirá el cuadro de diálogo Propiedades de Pantalla, donde podemos configurar todo a nuestra elección.











Sistema Operativo Windows - Cuestionario


Responder las siguientes preguntas:


  1. Apenas se enciende la computadora, ¿qué aparece en la pantalla?

  2. Si el Sistema Operativo se inicia correctamente, ¿qué aparece en la pantalla?

  3. ¿Qué objetos aparecen sobre el escritorio?

  4. ¿Qué es un icono? ¿Qué suele representar un icono?

  5. ¿Dónde está ubicada la barra de tareas?¿Qué muestra esta barra?

  6. ¿Qué opciones se muestran al hacer un clic en el botón de Inicio?

  7. ¿Cómo se denomina la parte derecha de la barra de tareas?

  8. ¿Qué servicios y/o aplicaciones suelen aparecen en la parte derecha de la barra de tareas?

  9. La opción "EJECUTAR", ¿qué permite realizar?

  10. ¿Qué diferencia hay entre suspender la PC e hibernar?

  11. Copiar/Dibujar una ventana de windows y señalar los siguientes elementos de la misma:
    - Barra de título
    - Icono del menú de control
    - Título
    - Botones de minimizar, maximizar y cerrar
    - Línea o Barra de menú

  12. Las lineas de menú, ¿son habituales en todas las ventanas?

  13. ¿Qué opciones presenta la línea de menú del programa Word?

  14. Cada opción de la línea de menú tiene 2 maneras de activarse. ¿Cuáles son?

  15. ¿Cuáles son las diferentes opciones que aparecen después de activar una opción principal de la línea de menú? (mencionar las 6 opciones).

  16. ¿Para qué se utiliza la barra de inicio rápido? ¿Dónde se encuentra?

  17. ¿Para qué se utilizan las barras de desplazamiento? ¿Cuántas son y cómo se denominan?

  18. ¿Qué significa que una ventana esté activa? ¿Qué característica presenta?

  19. ¿Con qué tecla se actualiza la información de una ventana?

  20. ¿Qué son los cuadros de diálogo?

  21. ¿A los cuadros de diálogo, ¿se los puede cambiar de tamaño? ¿Se los puede mover?

  22. Dibujar el icono de ayuda. ¿Qué característica tiene? ¿Qué se obtiene al presionar este icono?

  23. ¿Cuáles son los componentes del cuadro de diálogo?

  24. ¿Qué opciones pueden tener los botones de comando?

  25. ¿Qué diferencia presenta el uso de los botones de opción y los de las casillas de verificación?

  26. ¿Qué diferencia presentan las listas desplegables con los cuadros de texto?

  27. ¿Cómo son los iconos expandibles? ¿Qué característica presentan?

  28. ¿Qué son las fichas o también llamadas solapas?

  29. Los cuadros de diálogo, ¿son modales? ¿Qué significa eso?

  30. ¿Para qué sirven los iconos? ¿A qué objetos suelen hacer referencia los iconos?

  31. ¿Cómo se seleccionan varios iconos a la vez?

  32. ¿Se puede modificar el nombre de un icono? ¿Cómo se realiza esta acción?

  33. ¿Qué ocurre en Windows cada vez que se elimina un archivo o icono o carpeta?

  34. ¿Cómo se activa el menú contextual de un objeto? ¿Cuáles son las opciones que ofrece el menú contextual de un icono?

  35. ¿Qué muestra el icono de Mi PC? ¿Qué información suele contener?

  36. ¿Qué muestra el icono de Papelera de Reciclaje? ¿Qué información suele contener?

  37. ¿Qué muestra el icono de Mis Documentos? ¿Qué información suele contener?

  38. ¿Qué permite realizar el icono de Internet Explorer?

  39. Si realizamos doble clic en el icono de Mi PC, ¿cuáles son las unidades que muestra la computadora? Mencionar la letra y a qué dispositivo hace referencia.

  40. ¿De qué manera se identifica una carpeta en Windows?

  41. Los nombres de los archivos y de las carpetas en Windows, ¿cuántos caracteres pueden tener como máximo? ¿Cuáles son los caracteres que no se pueden utilizar para nombrar archivos y/o carpetas?